¿Cómo debo de organizarme para estudiar en verano?


La palabra estudiar y verano nunca se han llevado bien. Tener que estar pendiente de los apuntes y los libros cuando tus amigos están en la piscina, no es fácil. Para que las asignaturas que tenemos pendientes para septiembre no nos amarguen el verano o peor, no acabemos superando los exámenes, os vamos a dar unas pequeñas técnicas para estudiar en verano.

Consejos para estudiar en verano

    fiesta privada

  • La clave está en la organización, parece un tópico, todo en la vida con organización se hace más sencillo. Organiza tus apuntes, lo que tienes que saber para pasar la asignatura y los días de los que dispones. Es mejor estudiar cada día dos horas por la mañana, que el ultimo día darte el atracón. A parte de estar todo el rato pensando que no te va a dar tiempo a estudiarte todo, la semana esa del atracón querrás tirar la toalla a la primera de cambio.
  • Hacerte resúmenes, seleccionar lo mas importante. No hay que saberse el libro entero, hay que ser capaces de saber las ideas principales y luego desarrollarlas con tus propias palabras.
  • El lugar de estudio es muy importante. Evita los lugares calurosos, con poco ruido. Las bibliotecas son buena opción pero mucha gente se distrae incluso más.
  • Estudia desde primera hora de la mañana, cuando los demás estén durmiendo. Es decir, madruga, el horario ideal es que te pongas a las 9 de la mañana, así no tendrás distracciones con las redes sociales y los minutos los aprovecharas mejor.

Si consigues organizarte y cumplir los horarios, podrás disfrutar al mismo tiempo del verano. Puedes estudiar entre semana y luego los fines de semana seguir disfrutando y salir de fiesta con los amigos.

Una de las claves de la productividad es despejar la mente, por eso puedes realizar alguna escapada de fin de semana o hacer alguna actividad que mantenga tu mente en otro sitio totalmente diferente a los pensamientos de estudio. Una de las actividades que puedes hacer es paintball u organizar una capea con tus amigos.

Estudiar en verano, disfrutar de los amigos y aprobar los exámenes de septiembre NO ES IMPOSIBLE.